Escrito por

Té verde: propiedades y beneficios

Tomar té es algo realmente beneficioso para nuestra salud, y aunque ciertamente suele decirse que la teína es un componente mucho más fuerte y adictivo que la cafeína, lo cierto es que dependiendo del tipo de té que tomemos podemos beneficiarnos de sus propiedades, tal y como ocurre por ejemplo con el té rojo o como veremos en este caso con el té verde. Atentos entonces porque os ofrecemos a continuación toda la información y detalles del Té verde: propiedades y beneficios.

Te verde propiedades

Propiedades y beneficios del té verde

El té verde ahora es muy conocido y usado también en Occidente. ¿Cuáles son sus propiedades? Es una de las principales fuentes de antioxidantes naturales y es un excelente alimento para nuestra salud.

Te verde propiedades beneficios

Efecto antioxidante

El té verde (también llamado Camelia sinensis) es una planta con un poderoso efecto antioxidante, capaz de contrarrestar el envejecimiento celular, lo que significa que con menos esfuerzo, las células se desgastarán más lentamente. Por supuesto, esta es una explicación trivial, pero incluso en términos simplistas, esta es la realidad. Los antioxidantes funcionan bien porque retardan el proceso de envejecimiento de los órganos, tejidos y sistemas, lo que nos permite mantenernos saludables por más tiempo.

Adoptar el hábito diario de beber una taza de té verde podría ayudar a tener una piel más suave y tonificada, pero no solo eso. Las sustancias antioxidantes, como las catequinas contenidas en ella, hacen posible que el cuerpo se mantenga joven al promover la regeneración celular y contrarrestar el proceso de acumulación de sustancias tóxicas en los tejidos responsables de un aumento en la aparición de tumores.

Efecto sobre el sistema cardiovascular

Las propiedades antioxidantes del té verde pueden ayudar a prevenir la aterosclerosis . De hecho, algunos estudios han resaltado la capacidad de esta bebida, en particular de las saponinas contenidas en ella, para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas al reducir los niveles de colesterol malo y triglicéridos en la sangre, dos sustancias que aumentan con mayor facilidad con La menopausia y la disminución de los estrógenos en nuestro cuerpo. El té verde, por otro lado, parece mejorar la actividad cardiovascular, favoreciendo la síntesis de colesterol bueno.

Además, el uso del té verde promueve la regulación de los niveles de azúcar en la sangre., gracias a la presencia de epigalocatequina-galato, una sustancia que actúa sobre el equilibrio del consumo de insulina por parte de nuestro organismo.

Acción sobre el sistema inmunológico y bienestar psicofísico.

Las saponinas contenidas en el té verde son sustancias capaces de fortalecer el sistema inmunológico y poseen un fuerte efecto antibacteriano que puede ayudarnos a contrarrestar las dolencias más frecuentes a medida que envejecemos, pero sobre todo servirá para tratar las infecciones del tracto urinario a las cuales estamos más expuestos durante la menopausia.

Además, la teanina (un aminoácido contenido en el té) ayuda a reducir el estrés psicofísico, mientras que la teína tiene una acción tónica y estimulante, que aumenta la capacidad de concentración. Estas sustancias, a diferencia de la cafeína presente en el café, tienden a ser liberadas progresivamente en el cuerpo, realizando una acción más duradera y menos «agresiva» en nuestro cuerpo.

Efecto sobre los huesos

Gracias a los numerosos minerales que contiene, incluido el manganeso, el zinc y el potasio , el té verde favorece la mineralización tisular, que es muy importante para combatir la osteoporosis, que suele ocurrir en la menopausia.

Efecto sobre el drenaje de fluidos corporales y metabolismo.

El té verde es una bebida capaz de favorecer la purificación de los riñones y la diuresis del organismo. Algunos estudios en curso destacan su posible capacidad para actuar sobre el metabolismo gracias a sustancias como las metilxantinas, la teobromina y la teofilina.

Ayuda a adelgazar

Otra propiedad interesante del té verde es que se trata de una sustancia adelgazante, algo que se debe a las metilxantinas (cafeína, teobromina, teofilina). Estas sustancias actúan sobre el metabolismo y ayudan a drenar el exceso de líquidos. Tienen una acción hipoglucemiante, ya que reducen la absorción de azúcares y también actúan sobre la eliminación de grasas, por estimulación enzimática.

Por lo tanto, el té verde favorece la pérdida de peso, favoreciendo la movilización de las grasas localizadas y su eliminación con fines energéticos.

Otros efectos beneficiosos

Además de ser rico en vitamina C, E, carotenoides (precursores de la vitamina A), el té verde es capaz de contrarrestar trastornos como calambres debido a la falta de potasio, contracciones debido a la falta de magnesio, incluso fortaleciendo las uñas y el cabello gracias al zinc y favorece la reconstrucción tisular.

Beneficios del té verde para mujeres

La acción desintoxicante llevada a cabo por el té verde también favorece la eliminación de líquidos y estimula la diuresis. De esta manera, las toxinas movilizadas con grasas se eliminan más fácilmente.

Recomendamos particularmente el uso de té verde para las mujeres porque mejora la retención de agua, combate la celulitis y ayuda con infecciones del tracto urinario, como la cistitis.

Para las mujeres también es importante porque un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, muestra que una taza de té verde al día, aumenta la densidad ósea en mujeres menopáusicas o la mantiene estable. El té verde posee, en este sentido también una fuerte acción remineralizante, importante para los huesos y los dientes.

Cómo tomar té verde

El mejor modo para tomar el té verde es en forma de infusión, pero el error más común cometido con el té verde es la temperatura. A diferencia del té negro, el té verde requiere una temperatura de infusión más baja . También preste atención al agua que utiliza: el agua del grifo no siempre es ideal.

Te verde propiedades como tomar

Bueno, veamos los procedimientos paso a paso:

  1. Coloca una cucharadita de té por persona en el infusor y colócal en la taza o tetera.
  2. Calienta el agua controlando la temperatura con un termómetro de té (puede encontrarlo en tiendas de té  o en Internet). Si no lo tienes y no tiene la intención de comprarlo, simplemente apaga el hervidor de agua o el fuego en cuanto vea las primeras burbujas en la parte inferior.
  3. Vierte el agua y dejar infundir 2-3 minutos. Según algunos expertos, las propiedades antioxidantes del té verde son realmente efectivas si infundimos las hojas durante al menos 10 minutos.
  4. Ahora solo nos quedará filtrar y servir.
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?