Escrito por

¿Que es la toxoplasmosis? Los sintomas, diagnosticos y los tratamientos para enfrentarla

La toxoplasmosis es un término que muchos conocen con respecto a cuando una mujer quiere tener un bebé o cuando se está embarazada. Numerosas creencias giran en torno a la toxoplasmosis, algunas falsas y transmitidas de generación en generación, de modo que vamos a ver a continuación, ¿Que es la toxoplasmosis? Los síntomas, diagnósticos y los tratamientos para enfrentarla.

¿Que es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa, bastante común, causada por el parásito Toxoplasma gondii , un parásito que puede infectar tanto al hombre y otros animales de sangre caliente, incluyendo mamíferos y aves. El gato es el único huésped definitivo, es decir, el único animal en el que se reproduce el parásito, ya que libera cantidades considerables de ooquistes en el medio ambiente, que son las células de huevo particularmente resistentes que actúan como agentes infecciosos.

Que es la toxoplasmosis

La toxoplasmosis, si no se está embarazada y si nuestro sistema inmunológico está sano, no presenta ningún riesgo o problema en particular. Tanto es así que una buena parte de la población tiene sus anticuerpos porque ya la ha contraído en el transcurso de la vida sin ningún síntoma. Sin embargo, la toxoplasmosis contraída en el embarazo puede ser muy peligrosa.

Cómo se transmite

Como decimos es un parásito el que transmite la toxoplasmosis, y dicho parásito puede ser transmitido a los humanos por los animales, pero a través de ciertas formas precisas de infección: es decir, a través de las heces de gato (o también de perros si padecen toxoplasmosis), así como por la ingesta de la carne cruda y verduras contaminadas con heces de gatos o de perros.

El parásito vive entonces en las heces de animales, gastos principalmente y también perros,  ya que lo más normal es contraer toxoplasmosis si entramos en contacto con excrementos de gatos infectados o comemos alimentos contaminados.

Además, también se puede transmitir a través de la leche cruda (para transmisión por el animal).

Entonces, si tienes gatos o perros, la única regla que debes tener en cuenta es proteger tus manos cuando cambias la caja de arena o cuando llevas al perro a hacer sus necesidades. Y lavarse bien las manos después de completada la operación. Se debe tener el mismo cuidado al realizar trabajos de jardinería (guantes y lavado de manos).

Los síntomas de la toxoplasmosis

Varios son los síntomas de la toxoplasmosis aunque tenemos que decir  que en la mayoría de casos, las personas no muestran signos de toxoplasmosis. Esto se debe a que sus sistemas inmunológicos atacan al parásito y previenen enfermedades. De todos modos, y de un modo específico podemos señalar estos síntomas generales:

Dolores corporales

Algunas personas que tienen toxoplasmosis pueden sentirse como si tuvieran la gripe o un resfriado con dolores musculares y dolores físicos en general que pueden llegar a durar un mes e incluso más tiempo.

Inflamación de los ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos inflamados son una reacción común en muchas infecciones; Por lo general, se hinchan en el cuello, las axilas o la ingle.

La fiebre

Según la Clínica Mayo, la fiebre puede deberse a una infección de toxoplasmosis; Una vez más, muchos signos imitan a los de la gripe.

Fatiga

La fatiga es común en adultos sanos que desarrollan síntomas de toxoplasmosis y aunque puede ser algo bastante subjetivo, dependiendo del tipo de vida que llevemos, puede que nos demos cuenta de que tenemos la enfermedad cuando el síntoma de fatiga se desarrolla durante más de un mes.

Síntomas má graves

Aunque la mayoría de las personas no necesitan tratamiento para la enfermedad, los adultos con sistemas inmunitarios comprometidos, como las personas con VIH / SIDA, por ejemplo, o los que se han sometido recientemente a un trasplante de órganos, pueden desarrollar síntomas más graves estos pueden incluir los siguientes signos:

  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Coordinación pobre
  • Convulsiones
  • Problemas pulmonares que pueden parecerse a la tuberculosis o neumonía
  • Visión borrosa causada por una inflamación severa de la retina (toxoplasmosis ocular)

Sin embargo, a menos que tu sistema inmunológico ya esté débil, es muy probable que nunca te des cuenta de que tienes el parásito en el cuerpo.

Los tratamientos contra la toxoplasmosis

La toxoplasmosis no siempre requiere tratamiento, especialmente en individuos sanos.

Sin embargo, en ciertas situaciones, como las mujeres embarazadas o las que están inmunocomprometidas, se pueden recomendar medicamentos para disminuir la gravedad de la infección por toxoplasmosis.

Tratamiento para personas con síntomas

el médico puede recomendar el tratamiento con medicamentos como la pirimetamina (Daraprim) y la sulfadiazina. Sin embargo, los síntomas a menudo desaparecen sin la necesidad de tratamiento.

También se puede recomendar que tomes ácido fólico durante el tratamiento, ya que la pirimetamina puede interrumpir la absorción del mineral folato . Los efectos secundarios de la medicación incluyen la supresión de la actividad de la médula ósea y la toxicidad en el hígado.

Tratamiento para personas con VIH o SIDA

El tratamiento para las personas que viven con VIH o SIDA implica tomar pirimetamina junto con sulfadiazina o clindamicina (Cleocin). La clindamicina puede, sin embargo, causar diarrea severa. La terapia puede durar toda la vida en ciertas situaciones.

Tratamiento para personas embarazadas y bebés

El antibiótico espiramicina puede recomendarse si se está embarazada y tienes toxoplasmosis sin pasarlo al feto. Sin embargo, este tratamiento es actualmente experimental.

Si una mujer transmite toxoplasmosis al feto durante el embarazo, los médicos generalmente recomiendan un tratamiento con pirimetamina y sulfadiazina. Esto no elimina completamente las células de T. gondii , pero las obliga a permanecer latentes en ciertos tejidos.

Este tratamiento está reservado para los casos extremos de infección que ocurren después de la semana 16 de embarazo, debido a la posibilidad de efectos secundarios graves en la madre y el feto. Una vez nacidos, los bebés pueden ser tratados con un régimen que incluye pirimetamina, sulfadiazina y ácido fólico.

La toxoplasmosis en los gatos

Como os hemos explicado el parásito que causa la toxoplasmosis se encuentra sobre todo en gatos, y aunque está presente en el 20-60 % de los gatos, solo se manifiesta como una enfermedad importante en casos raros.

Toxoplasmosis gatos

Los gatos con deficiencias inmunitarias (como el virus de la leucemia felina, el virus de inmunodeficiencia felina o la peritonitis infecciosa felina) y los gatitos jóvenes son los más susceptibles a la toxoplasmosis.

Los síntomas de la toxoplasmosis en los gatos son los siguientes:

  • Fiebre
  • Letargo
  • Vómitos y diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Dificultad para comer
  • Inflamación del ojo (tanto uveítis como retinitis)
  • Pupilas anormales
  • Ceguera
  • Cambios de personalidad
  • Parálisis
  • Contracciones en los oídos
  • Convulsiones
  • Pérdida de coordinación
  • Dolor muscular
  • Incontinencia
  • Hepatitis (enfermedad del hígado)
  • Ganglios linfáticos agrandados
  • Neumonía

Actualmente no hay cura para la toxoplasmosis en gatos. El tratamiento disponible sirve para ayudar a retardar el proceso de infección y ayudar al gato a manejar las etapas de la infección. Se pueden prescribir diferentes antibióticos para deshabilitar la progresión de la infección parasitaria. La clindamicina a menudo se prescribe para diseminar los organismos de T. gondii . Puede administrarse pirimetamina junto con sulfadiazina o trimetoprim sulfonamida para detener la reproducción de T. gondii . Los antibióticos se administran de inmediato y se toman hasta que hayan transcurrido al menos varios días sin síntomas. Si no se observa mejoría en tres días, puede ser necesario realizar un diagnóstico. La mayoría de los gatos responden favorablemente a estos tratamientos.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos