Escrito por

¿Que es el alzheimer? Causas, síntomas y tratamientos

Desde hace décadas, el Alzheimer se ha convertido en una de las enfermedades más letales. Conocida por muchos, por haber afectado a algún familiar, conviene saber, a día de hoy, cuál es la realidad de esta afección. Por tal motivo, te contamos qué es el Alzheimer: causas, síntomas y tratamientos

¿Qué es el Alzheimer?

Lo primer es conocer qué es el Alzheimer. Se trata de una alteración neurodegenerativa que suele surgir a partir de los 65 años. La enfermedad del Alzheimer afecta directamente al cerebro, el cual pierde la acetilcolina lenta pero constantemente. Se trata de una sustancia química que facilita la comunicación entre las células nerviosas. Además, también participa en las actividades mentales más básicas: aprendizaje, memoria y pensamiento.

Al preguntar qué es el Alzheimer, mucha gente lo vincula a la demencia. De hecho, el Alzheimer suele derivar en demencia. Una demencia que, previamente, suele venir con cambios de personalidad y comportamiento. Es el resultado de una dependencia cada vez mayor. Las personas con Alzheimer son incapaces de afrontar las tareas elementales del día a día, lo cual acaba por frustrarles. Es una enfermedad muy dura de llevar.

¿Qué es el Alzheimer precoz?

¿Qué es el Alzheimer precoz? Es cuando el mismo Alzheimer aparece en una persona menor de 65 años. Los casos son los menos, y se estima en un 5% la gente que sufre este revés. No obstante, con el incremento de la metodología de detección temprana, este porcentaje aumentará.

Lo habitual del Alzheimer es que aparezca en los 40 o los 50. No obstante, hay algunos casos que se han dado ya en la treintena. Obviamente, el impacto del Alzheimer precoz es mucho mayor, sobre todo en lo psicológico. Al final, una persona joven, se ve afectada por una enfermedad, a priori, de mayores. No es fácil de asumir

Causas del Alzheimer

Las causas del Alzheimer son, a día de hoy, desconocidas. La enfermedad comienza en el hipocampo y desde ahí se extiende al resto del cerebro. Ahora, no se conoce aún el origen de la dolencia. Es más, la enfermedad puede llevar establecida en el paciente durante dos décadas antes de empezar a aparecer los síntomas.

A pesar de no conocerse las causas del Alzheimer, sí se ha establecido que existen varios factores de riesgo que potencian su aparición.

  • Edad – Suele afectar a mayores de 65 años, aunque haya casos de Alzheimer precoz. No obstante, la edad media de detección está en 80 años
  • Sexo – Las mujeres son más proclives a tener Alzheimer, por el mero hecho de que viven más años que los hombres.
  • Genética – Se establece que el 40% de personas con Alzheimer, tienen antecedentes familiares de la enfermedad. Ahora, la variante patológica de transmisión genética se sitúa en el 1%, por lo que no es determinante la herencia de esta dolencia.
  • Riesgo cardiovascular – Enfermedades como diabetes, hipertensión u obesidad pueden potenciar la aparición del Alzheimer
  • Estilo de vida – Tabaco, alimentación, ausencia de actividad física y hábitos sociales también influyen a la hora de tener Alzheimer

Síntomas y etapas del Alzheimer

Los síntomas y etapas del Alzheimer son lentos pero inexorables. Comenzamos repasando los síntomas de la enfermedad:

  • Pérdida de memoria
  • Desorientación
  • Dificultad en el habla y a la hora de expresarse
  • Dificultad para reconocer a familiares y amigos
  • Fatiga
  • Delirios y alucinaciones
  • Agitación
  • Ataques epilépticos
  • Incapacidad de controlar los órganos internos
  • Trastorno de personalidad
  • Falta de juicio
  • Pérdida de iniciativa

En lo que respecta a las etapas del Alzheimer, son tres:

  • Etapa Leve – Dura en torno a 3 años. En ese periodo, el paciente tiende a olvidar eventos recientes y tiene desorientaciones puntuales. Menos concentración, más fatiga pero es capaz de mantener una conversación
  • Etapa Moderada – La memoria empieza a fallar de forma habitual. Además, al paciente le cuesta trabajo expresarse y hacerse entender. Comienza a olvidar como vestirse, como hablar, incluso a reconocer a sus familiares. La higiene personal es dependiente y puede tener brotes psicóticos
  • Etapa Grave – Los síntomas cerebrales empeoran, puede sufrir crisis epilépticas y la desorientación es total. Puede llegar a no reconocerse.

Si quieres ampliar la información, echa un ojo a este artículo: Síntomas y etapas del Alzheimer

Tratamientos contra el Alzheimer

Los tratamientos contra el Alzheimer no son efectivos para revertir la dolencia. La degeneración producida es irreversible. Por tal motivo, la medicina se centra en que los tratamientos contra el Alzheimer sean para retrasar las etapas de la patología.

Así, los tratamiento contra el Alzheimer incluyen:

  • Anticolinesterásicos – Elevan los niveles de acetilcolina en el cerebro.
  • Tacrina, donepezilo, galantamina, memantina y rivastigmina – En las primeras etapas de la enfermedad, retrasan el deterioro de la memoria y la atención.
  • Neurolépticos – Para paliar los síntomas de demencia moderada
  • Vacuna AN-1792 – Estimula el sistema inmunológico para eliminar las placas en el cerebro

¿Cómo cuidar a alguien con Alzheimer?

Por último, te contamos cómo cuidar a alguien con Alzheimer. Una enfermedad dura para el afectado pero también para sus familiares. Requiere mucha atención, paciencia y amor. Y es que el Alzheimer va a peor y es una labor diaria que acaba quemando. Por ello, conviene saber cómo cuidar a alguien con Alzheimer.

  • Si no sabes algo, pregunta. Médicos, especialistas, enfermeros y demás están para ayudarte en todo lo que puedan. Cuanto más sepas, mejor atenderás al enfermo de Alzheimer. Hay grupos de ayuda, centros de día y asociaciones que también te pueden ayudar.
  • Adapta tu horario al enfermo. Aprovecha sus momentos de lucidez para hacer las tareas más complicadas con su ayuda.
  • Comunícate con él. Habla despacio, llámale por su nombre, dale tiempo para responder y haz que conteste y que intente expresarse. Ten mucha paciencia.
  • Facílitale su labor. Prepárale su ropa pero que sea él quien se vista. Ayúdale en el baño, pero que sea él quien lo haga. Hazle sentir útil, pero que sepa que te tiene al lado por si haces falta.
  • Motivación. Aplaude y pondera sus logros. Lo que para ti es fácil, para él es un mundo. Díselo y que sienta que consigue sus metas.
  • Establece horarios y rutinas. Si el día a día es rutinario, se mantienen unos horarios y el entorno es tranquilo y confortable, el enfermo se sentirá seguro y conocerá esas rutinas. Esto ayuda a que se implique en ellas.
  • Que coma solo pero con ayuda. La comida es similar a la de un bebé. Dale platos diferentes cada día, con cubiertos adaptados y vasos con pajita. Que intente comer solo pero contigo al lado. Si puede, que te ayude con las labores del hogar.
  • Actividad. Es necesario que os mováis. Cosas sencillas, que le gusten. Desde un paseo por el barrio, a una partida de cartas en el parque o tomar un café pero fuera de casa. Que salga y se mueva.
  • Aguas menores y mayores. Cuando no controle sus esfínteres, lo mejor es ir al baño cada tres horas y usar pañales. Si hay algún problema, no se lo eches en cara, a él le duele más que a ti.
  • Dormir. Al estar desorientado, es complicado dormir. Intenta que no duerma durante el día, para que llegue cansado a la noche. Que se acueste siempre a la misma hora.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos