¿Que es la Iritis? Sintomas, causas y tratamiento

La Iritis es una afección inflamatoria del ojo que generalmente se trata fácilmente, sin dejar ningún daño aunque de no tratarla correctamente puede causar graves daños en el ojo. Por ello os hablamos a continuación, de ¿Que es la Iritis? Sintomas, causas y tratamiento. ¿Que es la Iritis? La iritis es una afección inflamatoria de la […]
Sh-sci.org

La Iritis es una afección inflamatoria del ojo que generalmente se trata fácilmente, sin dejar ningún daño aunque de no tratarla correctamente puede causar graves daños en el ojo. Por ello os hablamos a continuación, de ¿Que es la Iritis? Sintomas, causas y tratamiento.

¿Que es la Iritis?

La iritis es una afección inflamatoria de la porción coloreada (el iris que rodea la pupila) del ojo. Causa diversos grados de enrojecimiento del ojo, a menudo con dolor significativo , sensibilidad a la luz, lagrimeo y visión borrosa .

Podemos decir entonces que la Iritis es el nombre comúnmente usado para una inflamación interna del ojo. Más apropiadamente se llama uveítis anterior . La úvea es el nombre colectivo de las porciones pigmentadas del ojo interno e incluye el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. Cuando una inflamación afecta principalmente el iris y el cuerpo ciliar, a menudo se llama iritis. El iris es la parte del ojo que se ve en el espejo y le da su color, generalmente azul o marrón. La pupila es la abertura en el iris a través de la cual pasa la luz.

El iris está formado por fibras musculares que controlan la cantidad de luz que ingresa a la pupila para que podamos ver con claridad. El iris realiza esta tarea al hacer que la pupila sea más pequeña con luz brillante y más grande con luz tenue. El iris es la parte frontal del tracto uveal del ojo (el iris en la parte frontal y el cuerpo ciliar y la coroides detrás de él). En algunas personas, el iris puede inflamarse. Esto se denomina iritis. Si tanto el cuerpo ciliar como el iris están involucrados, la condición inflamatoria se denomina iridociclitis.

La inflamación de la parte frontal del ojo se conoce como uveítis anterior o iritis como ya hemos mencionado, mientras que la inflamación detrás de esto se conoce como uveítis posterior. La uveítis posterior puede ocasionar una pérdida significativa de la visión, especialmente si existe una afectación macular por inflamación o una afección conocida como edema macular cistoide.

Síntomas de la Iritis

La iritis aparece como un ojo rojo y doloroso que puede ir acompañado de visión borrosa y sensibilidad a la luz. Además, la pupila del ojo afectado puede ser más pequeña que la del ojo sano.

En general los síntomas de la Iritis pueden ser los que os enumeramos a continuación:

  • Dolor en la región de los ojos o cejas. Una excepción a esto es la iritis en pacientes con artritis reumatoide juvenil, ya que a menudo no tienen dolor . Debido a la falta de dolor , puede confundirse con una irritación leve (» conjuntivitis «) del ojo, pero no debe ignorarse en estos pacientes;
  • Empeoramiento del dolor ocular cuando se expone a luz brillante (fotofobia);
  • Enrojecimiento del ojo, especialmente en el blanco del ojo adyacente al iris (esto es causado por la dilatación de los vasos sanguíneos);
  • Pupila pequeña o de forma irregular;
  • Visión borrosa;
  • Dolor de cabeza ;
  • Aumento de la producción de lágrimas en el ojo;
  • Por último, la iritis puede provocar glaucoma y / o cataratas , lo que lleva a una disminución notable de la visión.

Causas de la Iritis

Una infección del ojo o una inflamación por traumatismo puede causar iritis. La iritis también puede ser una complicación de muchas enfermedades como la artritis reumatoide juvenil , la espondilitis anquilosante , la tuberculosis , la sarcoidosis y las enfermedades vasculares del colágeno, como el lupus.

La iritis puede ocurrir también debido a un herpes simple del ojo y también debido a la cirugía ocular. La iritis relacionada con la artritis reumatoide juvenil es especialmente peligrosa y puede que no responda bien al tratamiento, lo que puede provocar lesiones oculares graves.

En niños con artritis, (como hemos mencionado) el dolor que suele producirse con la iritis suele estar ausente. Debido a esto, los ojos rojos que pueden aparecer en estos niños no deben ser ignorados.

Por otro lado tenemos que decir que la iritis puede ocurrir en uno o ambos ojos aunque no es algo contagioso. En una gran proporción de casos, no se puede encontrar una causa, especialmente si se trata de un síntoma nuevo y aislado. Los episodios recurrentes o bilaterales son mucho más probables de ser significativos.

Las causas de la iritis se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • La iritis puede ser una consecuencia de un traumatismo (iritis traumática) o de causas no traumáticas. En un número significativo de casos, no se encuentra ninguna causa para la iritis.
  • El traumatismo cerrado en el ojo puede causar una inflamación traumática del iris.
  • La iritis no traumática se asocia frecuentemente con ciertas enfermedades sistémicas (enfermedades que afectan a múltiples localizaciones en todo el cuerpo), como espondilitis anquilosante , síndrome de Reiter, sarcoidosis , tuberculosis , enfermedad inflamatoria del intestino , enfermedad de Behçet, trastornos articulares asociados con HLA-B27 y psoriasis . Cabe destacar que la iritis asociada con la artritis reumatoidea juvenil es una atención especial .
  • Las causas infecciosas pueden incluir la enfermedad de Lyme , tuberculosis, toxoplasmosis , la sífilis y el herpes simplex y el herpes zoster virus.

Tratamiento contra la Iritis

El tratamiento específico se basa en medicamentos antiinflamatorios similares a la cortisona (esteroides) que se usan como gotas para los ojos, o menos comúnmente por la boca. Los esteroides a menudo se acompañan de gotas para agrandar (la pupila). Esto tiene dos propósitos:

  • Alivia mucho el dolor.
  • Las gotas mantienen la pupila dilatada para evitar que se cicatrice y se adhiera a la lente del ojo, que se encuentra detrás de la pupila.

Si las gotas no tienen éxito, se pueden usar medicamentos esteroides (cortisona) en forma de píldoras. En raras ocasiones, se pueden indicar inyecciones de esteroides alrededor del ojo.

Advertisement

¿Cuánto dura la iritis?

Por lo general, la iritis desaparece en días, pero puede durar meses o puede volverse crónica y recurrente. Es muy importante que sea reconocida y tratada sin demora.

¿Cuáles son las complicaciones de la iritis?

La ceguera es una complicación última pero rara. Puede ocurrir dolor recurrente y visión borrosa. Si la pupila queda cicatrizada y se adhiere a la lente, no puede reaccionar, por lo que pierde algo de la capacidad de adaptarse a diferentes condiciones de luz.

Por otro lado, puede preducirse glaucoma secundario debido a la iritis que puede causar dolor y provocar ceguera.

Artículo de interés:

¿Que es la Iritis? Sintomas, causas y tratamiento
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar