Colon irritable: qué es, causas, síntomas y tratamientos

A pesar de ser una dolencia común, no se sabe a ciencia cierta la procedencia de la misma. No obstante, conviene tener controlado el colon irritable: qué es, causas, síntomas y tratamientos. Y es que es una enfermedad que afecta a muchas más gente de la que parece. ¿Qué es el colon irritable? Lo primero […]
Sh-sci.org

A pesar de ser una dolencia común, no se sabe a ciencia cierta la procedencia de la misma. No obstante, conviene tener controlado el colon irritable: qué es, causas, síntomas y tratamientos. Y es que es una enfermedad que afecta a muchas más gente de la que parece.

¿Qué es el colon irritable?

Lo primero es saber qué es el colon irritable. Más conocido como el Síndrome de Intestino Irritable (SII), esta dolencia se sitúa en los trastornos funcionales digestivos.

A la pregunta qué es el colon irritable, la respuesta más sencilla es un dolor abdominal intermitente, que alterna gran intensidad con periodos de nulo dolor. Esta afección viene dada por la alteración del ritmo intestinal, por lo que se suele dar en fases de diarreas o estreñimiento. También puede venir derivada de una infección o una enfermedad orgánica o neurológica del aparato digestivo.

No hace demasiado, el colon irritable también era conocido como colitis nerviosa o colon espástico. El tiempo y los estudios han demostrado que tal definición no es adecuada.

Las causas del colon irritable

Las causas del colon irritable, a día de hoy, son desconocidas. No es lo habitual y se hace raro, con la cantidad de avances médicos y de investigación que hay en el campo de la salud, pero es así. Básicamente, las causas del colon irritable son inexplicables. No se sabe por qué un paciente puede sufrir esta dolencia, y mucho menos el motivo por el que puede llegar a ser crónica o recurrente.

Curiosamente, la opción más aceptada en la comunidad sanitaria deriva el colon irritable a elementos psicológicos. Elementos como el estrés en el trabajo, problemas familiares o apuros económicos, pueden derivar en esta dolencia. Otros elementos que pueden desembocar en el colon irritable son cambios hormonales relevantes, las intolerancias a determinados alimentos o, por qué no, los factores genéticos.

Sea como sea, las causas del colon irritable son inexplicables.

Los síntomas del colon irritable

Lo que sí se conocen, obviamente, son los síntomas del colon irritable. Básicamente, se traducen en un dolor intenso pero que puede manifestarse en varias formas.

  • Dolor abdominal – Suele ser parecido al que se da cuando queremos ir al baño y no podemos. El dolor abdominal suele localizarse en la zona baja del abdomen y no es demasiado intenso. De hecho, desaparece en un margen de 2-3 horas. Incluso puede llegar a irse si acabamos por ir al baño.
  • Moco – Si nuestras deposiciones presentan moco, es posible que el colon irritable esté en fase de desarrollo.
  • Deposición incompleta – Si tienes que ir al baño tres veces, en lo que antes ibas una y te cuesta hacer de vientre con normalidad, es posible que tengas el colon irritable.
  • Cambios en el ritmo intestinal – Las personas con diarrea o estreñimiento notan como la distensión abdominal se va produciendo por el exceso de gases. También puede derivar en falta de apetito, náuseas, incluso vómitos.

Tratamientos contra el colon irritable

Los tratamientos contra el colon irritable son varios. Se modulan según la intensidad de la dolencia. Por tal motivo, a la hora de dar información al médico, es importante ser lo más preciso posible. Tampoco debemos restar importancia al mínimo dolor. Mejor cogerlo antes, que derivar la enfermedad en algo más grave. Por tal motivo, los tratamientos contra el colon irritable pueden ser:

  • Dieta y ejercicio – Si la dolencia no es demasiado severa, lo primero es probar una dieta adecuada. Evitar alimentos que perjudiquen esta afección y hacer deporte de forma regular. Nada de sedentarismo, vida activa y sana.
  • Antidiarreicos – Si la diarrea es el síntoma predominante, la solución pasa por fármacos como la loperamida o la codeina, por citar los más conocidos.
  • Laxantes – Si se da el caso contrario, el estreñimiento, toca tirar de laxante.
  • Espasmolíticos – Adecuados cuando el dolor es algo más intenso. La labor de los espasmolíticos es inhibir la motilidad de la fibra muscular del tubo digestivo.
  • Antidepresivos – Si la dolencia tiene un origen psicológico, los antidepresivos son una solución adecuada.

Cuidados

Obviamente, tener colon irritable o haberlo pasado, supone tener una serie de cuidados para no caer de nuevo en la dolencia.

  • Alimentación – Lo más recomendable son comidas con alta cantidad de proteínas y fibras, evitando las grasas. La dieta mediterránea suele ser canónica en el colon irritable. También se deben evitar los alimentos que produzcan gases: legumbres, frutos secos o col.
  • Alcohol – Ni que decir tiene que el alcohol está absolutamente prohibido.
  • Agua – Beber dos litros de agua al día ayuda a mejorar el dolor y previene el estreñimiento.
  • Regularidad – Si tenemos el colon irritable, conviene marcar unos horarios de comidas y repetirlos a diario. Así, regularemos las horas de ir al baño y acostumbraremos al cuerpo a esa rutina.
  • Ejercicio diario – Ya sea un paseo, una carrera o el ejercicio que podamos. La cosa es moverse y tener al cuerpo activo, para potenciar la movilidad intestinal.
  • Cero estrés – El estrés se agarra al estómago y no ayuda a mejorar el colon irritable. Evitar toda situación estresante o generadora de ansiedad es innegociable.

Dieta para tratar el colon irritable

Por último, la dieta para tratar el colon irritable. Una dieta que, como ya hemos comentado, idealmente sería la mediterránea. No obstante, conviene saber qué no comer, más que los alimentos que sí podemos comer.

  • Alimentos recomendados
    • Manzana
    • Dulce de membrillo
    • Agua
    • Carne magra
    • Pescado azul

Advertisement
  • Alimentos prohibidos – Básicamente, consiste en evitar los alimentos de la dieta FODMAP (se llama así por sus siglas), que es una dieta de carbohidratos, precisamente los que más perjudican al colon irritable.
    • Alimentos integrales
    • Alimentos ricos en grasas
    • Cítricos
    • Espinacas
    • Fructosa
    • Especias picantes
    • Bebidas con gas
    • Café
    • Chocolate
    • Huevos
    • Gluten
    • Trigo
    • Cebada
    • Centeno
    • Cereales, Pasta
    • Fruta (Manzanas, Albaricoques, Cerezas, Moras, Mango, Sandía, Ciruelas, Peras)
    • Avena
    • Zumos naturales
    • Fruta envasada en jugo natural
    • Frutos secos
    • Verduras (Alcachofas, Repollo, Espárragos, Coliflor, Ajo, Cebollas, Guisantes)
    • Setas
    • Champiñones
    • Lácteos (Leche, Queso, Yogur, Natillas, Helados…)
    • Miel

También te puede interesar: 

Colon irritable: qué es, causas, síntomas y tratamientos
5.00 / 5
5.00 - 68 Votos

También te puede interesar